Camilo Varela INSTALACIONES INDUSTRIALES

Presentación | Servicios | Obras realizadas | Normativa | Licitaciones| Actualidad | Contacto | Mapa del sitio

RECOMENDAR ESTE SITIO



 

SECCIÓN NORMATIVA

Agua Edificación Prevención riesgos laborales Sector energético Normativa nuclear Normativa renovables
Aparatos elevadores Electricidad. Alta y baja tensión. Fotovoltaica Productos químicos Divulgación Nuclear
Calefacción, climatización y ACS Gases combustibles Protección Medio Ambiente Divulgación Renovables
Combustibles líquidos e instalaciones petrolíferas Instalaciones frigoríficas Recipientes a presión Vehículos a motor

 

Orden 30 de diciembre de 1988
(B.O.E. nº 25 del 30 de enero de 1989),
por la que se establece el control metrológico de los contadores de agua caliente.

El Sistema Legal de Unidades de Medida, así como los principios y normas generales a los que habrán de ajustarse la organización y el régimen jurídico de la actividad metrológica en España, vienen establecidos en la actualidad por la Ley 3/1985, de 18 de marzo, de Metrología, una de cuyas piezas claves ha sido el establecimiento de un control metrológico por parte del Estado, al que deberán someterse, en defensa de la seguridad, de la protección de la salud y de los intereses económicos de los consumidores y usuarios, todos los instrumentos, aparatos, medios y sistemas de medida, que sirvan para pesar, medir o contar, y que ha sido desarrollado por el Real Decreto 1616/1985, de 11 de septiembre.

Producida la adhesión de España a las Comunidades Europeas, por Real Decreto Legislativo 1296/1986, de 28 de junio, se modifica la Ley de Metrología para adaptarla al derecho derivado comunitario, estableciéndose, además del control del Estado, un control metrológico especial, con efectos en el ámbito de la Comunidad Económica Europea, denominado Control Metrológico CEE, que será aplicable, si los equipos de control de que se dispone por el Estado lo permiten, a los instrumentos de medida y a los métodos de control metrológico regulados por una Directiva específica de la Comunidad Económica Europea, y que ha sido reglamentado por el Real Decreto 597/1988, de 10 de junio.

Entre las normas comunitarias reguladoras de instrumentos de medida y métodos de control metrológico, se encuentra la Directiva 79/830/CEE, del Consejo, de 11 de septiembre de 1979, relativa a la aproximación de las legislaciones de los Estados miembros sobre los contadores de agua caliente.

La presente Orden no tiene otro objeto que incorporar al derecho interno español la Directiva mencionada, y se dicta en uso de la autorización otorgada al Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo por la disposición final primera del Real Decreto 597/1988, de 10 de junio, por el que se regula el Control Metrológico CEE.

En su virtud, DISPONGO:

Primero.-Los contadores de agua caliente que se describen en el anexo de la presente Orden, serán objeto del control metrológico de aprobación de modelo y de verificación primitiva, que se efectuará de conformidad con lo dispuesto en el Real Decreto 597/1988, de 10 de junio, por el que se regula el control metrológico CEE, o, en su caso, de acuerdo con lo determinado en el Real Decreto 1616/1985, de 11 de septiembre, por el que se establece el control metrológico que realiza la Administración del Estado.

Segundo.-El control metrológico a que se refiere el apartado anterior, se realizará por el Centro Español de Metrología del Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo, de acuerdo con las especificaciones técnicas que figuran en el mencionado anexo.

DISPOSICIÓN FINAL

La presente Orden entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el «Boletín Oficial del Estado».

ANEXO

El presente anexo establece las prescripciones técnicas de fabricación y funcionamiento, a las que deberán ajustarse los contadores de agua caliente, para poder ser importados, comercializados y puestos en servicio, tras haber pasado los controles correspondientes y haberles impuesto las marcas y signos previstos.

Los contadores de agua caliente, a los que se refiere esta disposición, tienen como finalidad medir, de forma continua, el volumen de agua caliente que los atraviesa. Están provistos de un dispositivo de medición que acciona un dispositivo registrador.

A los efectos de esta disposición, se entiende por agua caliente, el agua cuya temperatura sea superior a 30° Celsius, sin sobrepasar los 90° Celsius.

Quedan excluidos del ámbito de aplicación de esta Orden, los contadores de agua caliente que hayan de incorporarse a un circuito de intercambio de energía térmica.

I. TERMINOLOGÍA Y DEFINICIONES

1.0.  El presente anexo se aplicará, únicamente, a los contadores de agua caliente, en adelante denominados «contadores», en los que se utilice un procedimiento mecánico directo, en el que intervengan cámaras volumétricas de paredes móviles o la acción de la velocidad del agua sobre la rotación de un órgano móvil (turbina, hélice, etc.).

No se aplicará a los contadores de agua caliente provistos de dispositivos electrónicos.

1.1.  Caudal: Q.

El caudal (Q) es el cociente que se obtiene al dividir el volumen de agua que ha pasado por el contador, por el tiempo de paso de dicho volumen.

1.2.  Volumen suministrado: V.

El volumen suministrado (V) durante un tiempo cualquiera, es el volumen total de agua que ha pasado por el contador durante ese tiempo.

1.3. Caudal máximo: Qmáx

El caudal máximo (Qmáx) es el valor del caudal correspondiente al límite superior del campo de medida; es el caudal más elevado al que debe poder funcionar el contador sin sufrir deterioro, durante un tiempo determinado, sin sobrepasar los errores máximos tolerados, ni sobrepasar el valor máximo de la pérdida de presión.

1.4. Caudal nominal: Qn

El caudal nominal (Qn) es igual a la mitad del caudal máximo Qmáx. El número que represente el caudal Qn, expresado en metros cúbicos por hora, servirá para designar el contador.

Al caudal nominal Qn el contador deberá poder funcionar normalmente, es decir, en régimen permanente y en régimen intermitente, sin sobrepasar los errores máximos tolerados.

1.5. Caudal mínimo: Qmín

El caudal mínimo (Qmín) es el valor del caudal correspondiente al límite inferior del campo de medida; es el caudal a partir del cual el contador no deberá sobrepasar los errores máximos tolerados, se fijará en función de Qn.

1.6. Campo de medida:

El campo de medida de un contador, es el campo dentro del cual las indicaciones del contador no deben tener errores superiores a los máximos tolerados. Está delimitado por el caudal máximo Qmáx y el caudal mínimo Qmín y se distribuirá en dos zonas, llamadas inferior y superior, en las que los errores máximos tolerados serán diferentes.

1.7. Caudal de transición: Qt

El caudal de transición (Qt) es el valor del caudal para el cual el campo de medida queda dividido en dos zonas «superior» e «inferior», caracterizadas cada una, por el error máximo tolerado en ellas. En Qt los errores máximos tolerados sufren una discontinuidad.

1.8. Error máximo tolerado

El error máximo tolerado es el valor extremo del error tolerado por la presente disposición, con ocasión de la aprobación de modelo y de la verificación primitiva de un contador.

1.9. Pérdida de presión

Por pérdida de presión, es preciso entender la que es debida a la presencia del contador en la conducción.

1.10. Presión máxima de servicio: Pmáx

Es el valor máximo de la presión (superior a la presión atmosférica) con la cual el contador debe funcionar de forma continua.

1.11 Temperatura de servicio: T

La temperatura de servicio (T) es la temperatura del agua caliente en la tubería inmediatamente antes del contador.

II. CARACTERÍSTICAS METROLÓGICAS

2.1. Errores máximos tolerados.

2.1.1. Los errores de medida se indican en porcentaje y son iguales a:

Siendo Vi el valor del volumen indicado por el contador y Vc el valor convencionalmente verdadero del volumen suministrado, expresados en la misma unidad y a la misma temperatura.

2.1.2. El error máximo tolerado en la zona inferior comprendida entre Qmín inclusive y Qt exclusive será ±5 por 100.

El error máximo tolerado en la zona superior comprendida entre Qt inclusive y Qmáx inclusive será ±3 por 100.

En el caso de que los errores obtenidos, en todo el campo de medida del contador, sean del mismo signo, los errores máximos tolerados serán la mitad de los indicados anteriormente.

2.2. Clases metrológicas.

Los contadores se distribuirán, de acuerdo con los valores Qmín y Qt anteriormente definidos, en cuatro clases metrológicas, con arreglo a la tabla siguiente:

Clases

Qn

< 15 m3/h
≥ 15 m3/h
Clase A:
Valor de Qmín
0,04 Qn
0,08 Qn
Valor de Qt
0,10 Qn
 
0,20 Qn
Clase B:
Valor de Qmín
0,02 Qnn
0,04 Qn
Valor de Qt
0,08 Qn
0,15 Qn
Clase C:
Valor de Qmín
0,01 Qn
0,02 Qn
Valor de Qt
0,06 Qn
0,10 Qn
Clase D:
Valor de Qmín
0,01 Qn
Valor de Qt
0,015 Qn

III. CARACTERÍSTICAS TECNOLÓGICAS

3.1. Construcción-disposiciones generales.

Los contadores deberán estar construidos de manera que:

Cuando los contadores puedan estar sometidos a un reflujo accidental del agua, deberán poder soportarlo sin sufrir deterioro, ni alteración alguna en sus cualidades metrológicas, y deberán registrar el descuento correspondiente.

3.2. Materiales.

El contador deberá fabricarse con materiales que posean una resistencia y durabilidad apropiadas al uso al que se destinan. El contador, en su conjunto, deberá estar construido con materiales resistentes a las corrosiones externas e internas y, en caso de necesidad, deberán protegerse mediante la aplicación de un tratamiento adecuado de su superficie. Las variaciones de temperatura entre 0° Celsius y 110° Celsius, no deberán alterar los materiales que se hayan utilizado en la construcción del contador.

Todas las partes del contador en contacto con el agua, deben realizarse con materiales que cumplan la legislación sanitaria vigente y no provoquen degradación de la potabilidad de la misma.

3.3. Estanquidad-resistencia a la presión y a la temperatura.

Los contadores deberán soportar de manera permanente y sin que se produzcan defectos de funcionamiento, ni fugas, ni filtraciones a través de las paredes, ni deformación permanente, una temperatura continua del agua de 90° Celsius, así como la presión continua para la que están construidos denominada presión máxima de servicio. El valor mínimo de esta presión será de 10 bar.

3.4. Pérdida de presión.

La pérdida de presión producida por el contador comprendiendo su filtro y la parte de conducto integrada en el contador, en caso de que dispongan de ellos, se determinará mediante los ensayos para la aprobación de modelo y no deberá sobrepasar en ningún caso 0,25 bar en régimen de caudal nominal y 1 bar en régimen de caudal máximo.

En función de los resultados obtenidos en los ensayos, los modelos se clasificarán en cuatro grupos según que su pérdida de presión, en régimen de caudal máximo, sea como máximo igual a uno de los valores siguientes:

1, 0,6, 0,3 y 0,1 bar.

Este valor se consignará en el certificado de aprobación de modelo.

3.5. Dispositivo indicador.

El dispositivo indicador deberá permitir, mediante la simple yuxtaposición de las indicaciones de los diferentes elementos que lo componen, una lectura segura, fácil e inequívoca del volumen del agua que atraviesa el contador, expresado en metros cúbicos.

Dicho volumen vendrá dado:

  1. Bien por la posición de una o varias agujas que se desplazan ante escalas circulares;

  2. Bien por la lectura de cifras alineadas consecutivamente y colocadas sobre rodillos cilíndricos que aparezcan en una o varias aberturas;

  3. Bien por la combinación de ambos sistemas.

Con el fin de poder distinguir los múltiplos y los submúltiplos del metro cúbico, se empleará el color negro como indicativo del metro cúbico Y sus múltiplos, y el color rojo como indicativo de los submúltiplos del metro cúbico.

La altura real o aparente de las cifras alineadas no deberá ser inferior a 4 milímetros.

En los indicadores de cifras, sobre rodillos, alineadas [tipos (b) y (c)] el desplazamiento visible deberá producirse de abajo hacia arriba para todas las cifras. El avance en una unidad de una cifra cualquiera que sea su orden, deberá producirse completamente mientras la cifra de orden inmediatamente inferior describa la última décima parte de su giro. En el tipo de contador (c), el rodillo sobre el que vayan inscritas las cifras de orden más bajo podrá tener un movimiento continuo. El número entero de metros cúbicos deberá quedar indicado claramente.

En los indicadores de agujas [tipos (a) y (c)], el sentido de rotación deberá ser el de las agujas del reloj. El valor expresado en metros cúbicos del escalón de cada escala deberá ser de la forma 10ü, siendo n un número entero, positivo, negativo o cero, de manera que constituya un sistema de décadas consecutivas. Al lado de cada escala deben figurar indicaciones tales como:

X1.000; x100; x10; x1; x0, 1; x0, 01; x0,001.

En ambos tipos de contadores (de agujas y cifras alineadas):

3.6. Número de cifras y valores del escalón de verificación.

El dispositivo indicador deberá poder registrar, sin vuelta a cero, un volumen, expresado en metros cúbicos, como mínimo igual al que corresponda a 1.999 horas de funcionamiento en régimen de caudal nominal.

El escalón de verificación debe ser de la forma 1 x 10ü, 2 x 10ü ó 5 x 10ü. Deberá ser suficientemente pequeño para poder garantizar, durante la verificación, una imprecisión en la medida no superior al 0,5 por 100 (admitiéndose un error posible de lectura no superior a la mitad de la longitud del escalón pequeño), y poder exigir un suministro lo suficientemente pequeño, para que el ensayo efectuado en régimen de caudal mínimo, no dure más de una hora y treinta minutos.

Podrá incorporarse un dispositivo complementario (estrella, disco con señal de referencia, etcétera), con el fin de detectar el movimiento del dispositivo medidor, antes de que se pueda observar claramente el movimiento de este último en el dispositivo indicador.

3.7. Dispositivo de regulación.

Los contadores podrán incluir un dispositivo de regulación que permita modificar la relación entre el volumen indicado y el volumen suministrado. Dicho dispositivo será obligatorio en los contadores que utilizan la acción de la velocidad del agua sobre la rotación de un órgano móvil.

3.8. Dispositivo acelerador.

Queda prohibido el empleo de dispositivos para acelerar la marcha del contador por debajo del valor Qmín.

3.9. Dispositivos adicionales.

El contador podrá incluir un dispositivo para producir impulsos, siempre que dicho dispositivo no influya apreciablemente sobre las cualidades metrológicas del contador.

El certificado de aprobación de modelo puede prever la incorporación de dispositivos especiales, permanentes o amovibles, destinados a permitir la verificación automatizada del contador.

IV. INSCRIPCIONES Y MARCAS

4.1. Inscripciones de identificación.

El contador deberá llevar obligatoriamente, de manera legible e indeleble, agrupadas o repartidas en diferentes lugares de la superficie externa, el dial del dispositivo indicador o la placa descriptiva, las indicaciones siguientes:

  1. El nombre o la razón social del fabricante o su marca de fábrica;

  2. La clase metrológica y el caudal nominal Qn en metros cúbicos por hora;

  3. El año de fabricación y el número individual de fabricación;

  4. Una o dos flechas que indiquen el sentido del flujo;

  5. El signo de aprobación de modelo o, en su caso, el de aprobación de modelo CEE;

  6. La presión máxima de servicio en bar, cuando ésta pueda ser superior a 10 bar;

  7. La temperatura máxima de funcionamiento en la forma: 90° Celsius;

  8. Las letras V o H, cuando el contador sólo pueda funcionar correctamente en la posición vertical (V) o en la posición horizontal (H).

4.2. Emplazamiento de las marcas de verificación.

Debe estar previsto un emplazamiento sobre una pieza esencial del aparato (en principio la cubierta), visible sin desmontaje, para colocar las marcas de verificación.

4.3. Precintado.

El contador deberá llevar dispositivos de protección, que puedan ser precintados, con el fin de impedir, sin deterioro de los mismos, el desmontaje o la modificación del contador o de su dispositivo de regulación, tanto antes como después de la instalación correcta del contador.

V. APROBACIÓN DE MODELO

5.1. Procedimiento.

El procedimiento de aprobación de modelo, se ajustará a lo establecido en los Reales Decretos 597/1988, de 10 de junio o 1616/1985, de 11 de septiembre, según el caso.

5.2. Ensayos para la aprobación de modelo.

Cuando, del expediente de la solicitud de aprobación, se desprenda que el modelo se ajusta a las prescripciones de la presente disposición, el Centro Español de Metrología, procederá a efectuar ensayos de laboratorio, en las siguientes condiciones:

5.2.1. Número de contadores que deberán presentarse.

El peticionario deberá poner inicialmente a disposición del Centro Español de Metrología, el número de contadores fijados en la tabla siguiente:

Caudal nominal Qn en m3/h

Número de contadores

Qn < 1,5

10

1,5 Qn < 15

3

Qn 15

2

Durante los ensayos, el Centro Español de Metrología, podrá:

5.2.2. Presión.

Para los ensayos metrológicos previstos en el punto 5.2.4 la presión a la salida del contador deberá ser suficiente para impedir la formación de cavidades.

5.2.3. Material de ensayo.

En general, los contadores se ensayarán individualmente y, en todo caso, de modo que queden inequívocamente patentes las características individuales de cada uno de ellos.

El Centro Español de Metrología adoptará todas las medidas pertinentes para que, habida cuenta de las diferentes causas de error de la instalación, la incertidumbre máxima de presión relativa no sobrepase el 0,3 por 100 en la medida del volumen suministrado.

La incertidumbre máxima de precisión relativa de la instalación será del 5 por 100 para la medida de la presión y del 2,5 por 100 para la medida de la pérdida de presión.

En cada ensayo, la variación relativa del valor de los caudales no deberá sobrepasar el 2,5 por 100 entre Qmín y Qt y el 5 por 100 entre Qt y Qmáx-I

Las mediciones de temperatura deberán efectuarse con una incertidumbre de precisión como máximo igual a 1 grado Celsius.

Cualquiera que sea el lugar en que se verifiquen los ensayos, la instalación deberá ser aprobada por el Centro Español de Metrología.

5.2.4. Ensayos.

5.2.4.1. Ejecución de los ensayos.

Estos ensayos comprenden las operaciones siguientes, realizadas en el orden que se indica:

  1. Ensayo de estanquidad;

  2. Determinación de las curvas de error en función del caudal, estudiando la influencia de la presión y de la temperatura y teniendo en cuenta las condiciones normales de instalación (longitudes de tubería recta, antes y después del contador, estrangulamientos, obstáculos, etc.), previstas por el fabricante para este tipo de contador;

  3. Determinación de las pérdidas de presión;

  4. Estudio acelerado del envejecimiento;

  5. Prueba de resistencia a los choques térmicos para los contadores cuyo caudal nominal Qn sea inferior o igual a 10 m3/h.

5.2.4.2. Descripción de los ensayos.

Los ensayos se realizarán de la manera siguiente:

Caudal nominal del contador

Caudal y temperatura del ensayo

Naturaleza del ensayo

Núm. de interrupciones

Duración de las paradas

Duración del funcionamiento al caudal de ensayo

Duración de las fases de aceleración y frenado en segundos

 
Qn 10 m3/h

Qn y 50 ± 5ºC

Discontinuo.

100.000

15 s

15 s

0,15 Qn 1 con un mínimo de 1 s

Qmáx y 85 ± 5ºC

Continuo.

100 h

 
Qn > 10 m3/h

Qn y 50 ± 5ºC

Continuo.

500 h

Qmáx y 85 ± ºC

Continuo.

200 h

    1 Qn es un número igual al valor Qn expresado en m3/h.

Antes del primer ensayo y después de cada serie de ensayos, se determinarán, en las mismas condiciones, los errores de medida, por lo menos, a los siguientes caudales:

Qmín – Qt – 0,5 Qn – Qmáx

En cada ensayo, el volumen suministrado debe ser suficiente para que la aguja o el rodillo del escalón de verificación efectúe una o varias vueltas completas y queden eliminados los efectos de la distorsión cíclica.

El ensayo de resistencia a los choques térmicos comprende 25 ciclos, que se realizarán del modo siguiente:

Temperatura del agua

Caudal

Duración

85 ± 5o C

Qmáx

Ocho minutos.

0

Uno a dos minutos.

Agua fría

Qmáx

Ocho minutos.

0

Uno a dos minutos.

5.2.5. Condiciones de aprobación de modelo.

Un modelo de contador se aprobará:

  1. Cuando cumpla las prescripciones administrativas, técnicas y metrológicas de la presente disposición;

  2. Cuando los ensayos 1, 2 y 3 previstos en el punto 5.2.4.1 pongan de manifiesto que el contador cumple las características metrológicas y tecnológicas de las partes II y III del presente anexo, y

  3. Cuando después de cada ensayo del programa de envejecimiento acelerado, y después de la prueba de resistencia a los choques térmicos, no se observe, en relación con la curva inicial, variación en la medida, superior al 1,5 por 100 entre Qt y Qmáx, ambos inclusive, ni superior al 3 por 100 entre Qmín inclusive y Qt exclusive.

5.3. Certificado de aprobación de modelo.

El certificado de aprobación de modelo puede prever la posibilidad de realizar, en la verificación primitiva, el ensayo de precisión con agua fría.

Sólo se admitirá esta posibilidad cuando en el examen de aprobación de modelo el estudio referente a las normas de equivalencia agua caliente-agua fría, haya permitido realizar un ensayo de precisión con agua fría y se haya podido constatar que, si el contador satisface este ensayo, respeta igualmente los errores máximos tolerados a los que se refiere el punto 2.1.

En tal caso, el certificado de aprobación de modelo incluirá la descripción de dicho ensayo con sus prescripciones y, en particular, las referentes a los errores tolerados y a los caudales de ensayo.

VI. VERIFICACIÓN PRIMITIVA

El procedimiento de verificación primitiva se ajustará a lo establecido en los Reales Decretos 597/1988, de 10 de junio, según el caso.

6.1. Medios de verificación.

El lugar de la verificación primitiva deberá estar autorizado por el Centro Español de Metrología.

La disposición de los locales y del material de ensayo deberá permitir efectuar la verificación con precisión y seguridad, y sin pérdidas inútiles de tiempo para el agente encargado del control. Deberán cumplirse las prescripciones del punto 5.2.3 salvo en lo referente a las temperaturas, si los ensayos se efectúan con agua fría, de acuerdo con disposiciones eventuales del certificado de aprobación de modelo. La organización del banco de ensayos deberá permitir disponer los contadores en serie. La presión de salida de todos los contadores deberá ser siempre suficiente para que no existan perturbaciones en su funcionamiento, ni interferencias entre los contadores.

La instalación podrá incluir dispositivos automáticos, derivaciones, reducciones de sección, etc., siempre que cada circuito de ensayo, entre los contadores a verificar y los depósitos de control esté claramente determinado y su estanquidad interna pueda verificarse de manera permanente.

Se autoriza cualquier sistema de alimentación de agua, pero en caso de que funcionen en paralelo varios circuitos de ensayo, no deberán producirse interacciones incompatibles con las disposiciones del punto 5.2.3.

Cuando un depósito de control esté dividido en varias cámaras, la rigidez de los tabiques de separación deberá ser tal que el volumen de una cámara no pueda variar en más del 0,2 por 100, según que las cámaras más próximas estén llenas o vacías.

6.2. Operaciones de control.

Los contadores deberán ajustarse a un modelo aprobado. La verificación primitiva incluirá ensayos de estanquidad y de precisión.

6.2.1. Ensayo de estanquidad.

Dicho ensayo podrá realizarse con agua fría. Se realizará con una presión 1,6 veces la presión máxima de servicio durante un minuto. Durante el ensayo, el contador no deberá presentar fugas ni filtraciones a través de las paredes.

6.2.2. Ensayo de precisión.

6.2.2.1. Ensayo efectuado con agua caliente.

El ensayo de precisión se efectuará, en principio, con agua caliente a una temperatura igual a 50±5 grados Celsius y, como mínimo, a tres caudales, comprendidos respectivamente entre:

  1. 0,9 Qmáx y Qmáx.
  2. Qt y 1,1 Qt.
  3. Qmín y 1,1 Qmín.

Durante dicho ensayo, el contador deberá respetar los errores máximos tolerados previstos en el punto 2.1.

Cuando todos los errores sean del mismo signo deberá ajustarse el contador de forma que ninguno de dichos errores sobrepase la mitad del error máximo tolerado.

6.2.2.2. Ensayo efectuado con agua fría.

El ensayo de precisión podrá realizarse con agua fría cuando así se prevea en el certificado de aprobación de modelo. En tal caso, el ensayo se efectuará de acuerdo con las modalidades que se hubieran establecido en dicho certificado.

 

Búsqueda personalizada

 

 
 

Aviso legal

dmoz

Este sitio web está compuesto en su totalidad por electrones reciclados