Camilo Varela INSTALACIONES INDUSTRIALES

Presentación | Servicios | Obras realizadas |Normativa | Licitaciones| Actualidad | Contacto | Mapa del sitio

RECOMENDAR ESTE SITIO



 

Actualidad industrial

07 - 07 - 2008

 

LA INDUSTRIA ENTRA EN RECESIÓN

Malos tiempos para la economía productiva. La industria, que ha sido uno de los pilares del crecimiento económico durante los últimos años, ha entrado definitivamente en recesión. Dicho en otros términos: acumula ya dos trimestres consecutivos con tasas de crecimiento negativas, lo que en la literatura económica suele asimilarse a un periodo recesivo. La contracción industrial se manifiesta en todos los sectores, pero afecta de forma particularmente negativa a los bienes de consumo duraderos (frigoríficos, automóviles o muebles), con caídas superiores al 10%.

Para el conjunto del sector industrial -formado por 156.000 empresas en todo el país y dos millones y medio de empleos- los datos del INE reflejan la siguiente evolución anual en términos de ciclo-tendencia, lo que permite analizar de forma más precisa las series al eliminar factores de volatilidad: un -0,1% en noviembre de 2007; un -0,6% en diciembre de ese año; un -0,7% en enero de 2008; un -0,9% en febrero; un -1,4% en marzo; un -2% en abril y un -2,5% en mayo. Como puede observarse, una evolución negativa y creciente a lo largo del último semestre que se intensifica a medida que pasan los meses, lo que refleja el perfil del deterioro de la actividad económica.

La evolución de ninguna manera puede achacarse al comportamiento de la energía, toda vez que sin este componente -muy influido por los altos precios de los hidrocarburos-, se observa un descenso del -1.1% en el cuarto trimestre de 2007 y un -3,7% en el primero de este año, lo que da idea de su trayectoria. Los datos dados a conocer el pasado viernes por el INE inciden en esa evolución, aunque de forma más acusada, toda vez que en mayo se produjo un retroceso de 5,5 puntos porcentuales, una vez corregidos los datos de efectos de calendario.

El otro lado que avala el empeoramiento de la industria tiene que ver con el hecho de que el Indicador de Confianza Industrial (ICI) refleja un retroceso de 17 puntos en los cinco primeros meses del año, frente a las dos décimas negativas registradas a lo largo de 2007. El ICI, como pone de relieve el último Boletín de Economía Industrial, ha mostrado una fase claramente expansiva de la actividad a partir de 2005, pero en los primeros meses de 2007 tocó techo, y desde entonces todo han sido descensos. La recesión en la industria, por lo tanto, está aquí, y eso comienza a notarse cada vez más en el nivel de empleo. El número de afiliados en la industria -incluyendo tanto los trabajadores autónomos como los del régimen general- ha retrocedido en junio un 2,2% respecto al mismo mes del año anterior, lo que significa que la tasa negativa se ha multiplicado por dos respecto a mayo. La cifra, en cualquier caso, contrasta con el crecimiento del 2,7% que se registraba hace apenas un año (segundo trimestre de 2007), lo que refleja la velocidad del deterioro económico.

Un sector atomizado

Aunque en los últimos años este sector ha reducido su importancia relativa respecto del PIB -a favor de los servicios- la industria continúa teniendo una importancia relevante en la economía española. Según los datos oficiales, en 2006 había 155.956 empresas industriales, de las que prácticamente el 84% tiene menos de 20 trabajadores, lo que muestra claramente el nivel de atomización del sector. Sin embargo, el peso de estas pymes respecto de la cifra de negocios se sitúa en el 12% de total, algo que pone de manifiesto que es la gran industria -fundamentalmente la vinculada al automóvil- la que lleva el peso del sector. El valor añadido generado por la industria supera los 147.000 millones de euros (algo menos del 15% del PIB), es decir, prácticamente el doble que la construcción residencial), lo que da idea de su relevancia en términos cuantitativos y de su importancia para la evolución económica general.

Como es lógico, la recesión no afecta a todas las regiones por igual. El desglose geográfico de la actividad industrial refleja una elevada concentración de la cifra de negocios, situándose en los primeros lugares Cataluña (24%), Madrid (11,6%), Comunidad Valenciana (10,3%), Andalucía (10,1%) y País Vasco (9,5%). Las cinco comunidades aportan conjuntamente nada menos que el 65,5% de la cifra de negocios del sector industrial en el conjunto del país.

Fuente: Cotizalia.com

 

 

 

 
 

Aviso legal

dmoz

Este sitio web está compuesto en su totalidad por electrones reciclados