Camilo Varela INSTALACIONES INDUSTRIALES

Presentación | Servicios | Obras realizadas |Normativa | Licitaciones| Actualidad | Contacto | Mapa del sitio

RECOMENDAR ESTE SITIO



 

Actualidad industrial

14 - 04 - 2008

 

LA UE SÍ CREE EN UN FUTURO CON URANIO

ESPAÑA, A LA COLA EN USO DE URANIO, CON SÓLO 8 REACTORES INSTALADOS Y UNA POBRE PRESENCIA EN EL MIX ENERGÉTICO.

Algo parece estar cambiando en la sociedad acerca de la instalación de centrales nucleares. Poco a poco, el uranio gana adeptos como complemento a la generación eléctrica, que sirva para cubrir las necesidades de un mundo cada vez más globalizado. Actualmente, apenas el 17% de la electricidad del planeta proviene de la energía nuclear, a pesar de la implantación que ha tenido en EEUU y Europa en las dos últimas décadas.

La energía nuclear tiene a su favor que no produce emisiones GEIs, relacionadas con los gases de efecto invernadero, por lo que reduce la contaminación a la atmósfera y sirve para combatir el cambio climático. Además, su materia prima, el uranio, tiene reservas bien repartidas por todo el mundo. Es decir, que sería imposible pensar en un lobby semejante al que ejerce la OPEP, la Organización de Países Exportadores de Petróleo, con el precio del crudo.

En Europa, Francia apostó hace tres décadas por la energía nuclear, y, hoy, el 80% de la electricidad que produce proviene del uranio. "El modelo francés es algo exagerado, aunque les permite exportar energía y ha convertido a Francia en un gran productor eléctrico", afirma Eduardo Gómez, presidente del Foro de la Industria Nuclear Española. Según el informe Energía Nuclear, energías renovables y tecnológicas limpias, publicado por la patronal empresarial CEOE, España necesita instalar diez nuevos reactores nucleares que produzcan los 17 gigawatios de potencia suplementaria necesarios en 2030. Es más, según este documento, de no abordar a corto plazo un "debate serio y documentado" sobre la implantación de esta energía, "afrontaremos consecuencias graves".

Las cifras son concluyentes. Mientras en la UE el 32% de la electricidad proviene del uranio, en España ni siquiera llega al 20%, con apenas ocho reactores operativos. Precisamente, una de las centrales en funcionamiento, Garoña, la más veterana, será revisada en 2009 para analizar su posible cierre. Algo que preocupa a los expertos del sector. Desde UNESA, la patronal eléctrica, aunque aseguran que, por el momento, el mix energético actual cubre la demanda de la población española, apuntan que "no hay sustituto para la energía nuclear" y que su uso "será necesario para el futuro". Por su parte, en ENUSA, la Empresa Nacional del Uranio, son aún más concluyentes, y aseguran que su uso es "vital" para asegurar el abastecimiento en los próximos años.

Las cifras sobre producción energética nuclear de España en comparación con el resto de Europa resultan sonrojantes. La industria nacional está a la cola de la UE, con sólo 8 reactores operativos y un 17% de la electricidad producida por centrales de este tipo. Por poner un ejemplo, Alemania, país tradicionalmente en contra de su implantación, soporta el 26%, gracias a los 17 reactores que tiene instalados en su territorio.

Aún así, hay motivos para la esperanza. España cuenta con representantes en la mayoría de los foros nucleares internacionales que existen en la actualidad, como la WNA (World Energy Agency), o la WANO (World Association of Nuclear Operators). Sin embargo, desde el Foro Nuclear recalcan que el Gobierno "jamás" ha potenciado la presencia española en estos organismo, y que siempre ha partido "de voluntades y esfuerzos individuales".

Un nuevo comienzo

Por el momento, voces antes radicalmente en contra del uranio, están mostrando un cambio de parecer, como José María Fidalgo, secretario general de CCOO, o Joaquín Almunia, comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la UE.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se declaró hace unos días partidario de un debate nuclear, mientras que su partido, el PSOE, ha mantenido tradicionalmente una corriente activa proclive al uranio, liderada por el Presidente de la Generalitat, José Montilla, y Jesús Caldera.

El consenso entre los analistas apunta a la necesidad de aumentar en 20.000 megawatios la producción de energía nuclear, y en mejorar su presencia en el mix energético español al 40%, en detrimento de otras energías como la hidroeléctrica o la que producen las centrales de ciclo combinado, que usan gas natural, y cuyos modelos parecen agotados.

Los pros de la energía nuclear

· Una central eléctrica nuclear de 1.000 MW de potencia precisa entre 1 y 4km2 de extensión; una eólica más de 50 km2, y una de biomasa alrededor de 4.000 km2. 

· La volatilidad en los costes del uranio afecta sólo un 10% al coste final de la producción de energía.

· La energía nuclear únicamente se utiliza para la producción eléctrica. 

· No produce emisiones GEIs, por lo que se vierte menor contaminación a la atmósfera.

· Las reservas de uranio se encuentran muy repartidas por todas las regiones del mundo.

· Apenas ha habido accidentes mortales en la Unión Europea relacionados con la energía nuclear en los últimos 20 años.

 

 

 

 

 

 
 

Aviso legal

dmoz

Este sitio web está compuesto en su totalidad por electrones reciclados