Camilo Varela INSTALACIONES INDUSTRIALES

Presentación | Servicios | Obras realizadas |Normativa | Licitaciones| Actualidad | Contacto | Mapa del sitio

RECOMENDAR ESTE SITIO



 

Actualidad industrial

Veces que se ha mostrado esta noticia

03 - 03 - 2008

 

A LA CAZA DE LOS CLIENTES DEL GAS: EL MERCADO SE LIBERALIZARÁ POR COMPLETO EN ESPAÑA EL 1 DE JULIO, CUANDO DESAPAREZCA LA TARIFA REGULADA POR INDUSTRIA; A PARTIR DE ESA FECHA LOS CONSUMIDORES DEBERÁN ELEGIR COMERCIALIZADORA

 

Si es usted usuario del suministro doméstico de gas, seguro que, entre los meses de setiembre y diciembre del año pasado, recibió una carta en la que su distribuidora actual le informaba de los cambios que se van a producir a lo largo de este año en el sector y que, como cliente, debe conocer porque le van a afectar muy pronto. En 2008, el mercado del gas se liberalizará por completo en España. Desde el año 2003, los usuarios del consumo doméstico pueden salir al mercado y negociar con las comercializadoras el mejor precio. Sin embargo, a partir del 1 de julio, este proceso se va a generalizar, puesto que ese día desaparecerá la tarifa regulada por el Ministerio de Industria, a la que están acogidos la mayor parte de los hogares españoles. Las comercializadoras de las principales empresas energéticas ya han empezado a dar la batalla para fidelizar y captar al mayor número de clientes. La que sigue es una radiografía de las situaciones actual y venidera para no perderse en los próximos meses.



PUNTO DE PARTIDA
Un proceso abierto a los hogares en 2003


La liberalización del mercado del gas se hizo efectiva en España en el año 2000 y, en sus inicios, afectó, fundamentalmente, a los grandes consumidores. Les siguieron los clientes domésticos que, desde 2003, pueden elegir la compañía que más les interesa para que les suministre el gas. Según los datos de la Asociación Española del Gas (Sedigas), las industrias y los ciclos combinados compran, en el mercado liberalizado, el 92% del gas que consumen. La cifra es muy superior a la contabilizada por el mercado doméstico y el pequeño comercio, que se limita a un 43%.


Fuentes consultadas por EL COMERCIO aseguran que la diferencia de porcentajes responde a que los grandes consumidores disponen de mayores posibilidades para negociar los precios (no hay que olvidar el peso que tiene la energía en la cuenta de resultados), mientras que, en el sector doméstico, esa capacidad es más reducida. Además -en contra de lo que sucede en la telefonía móvil, por ejemplo-, aún no hay cultura o costumbre para salir al mercado y comparar precios.



QUIÉN ES QUIÉN
La distribuidora y la comercializadora


Las distribuidoras son las personas jurídicas titulares de las instalaciones de distribución. Tienen como funciones distribuir el gas natural por la canalización, construir y mantener las infraestructuras destinadas a colocar el gas en los puntos de consumo. Las comercializadoras son las sociedades mercantiles que compran a las distribuidoras el gas que está en el mercado para vendérselo a los consumidores.


La comercializadora que contrata el cliente puede pertenecer al mismo grupo que su distribuidora o no. Según consta en el registro de la Comisión Nacional de la Energía (CNE), más de una treintena de empresas operan como comercializadoras en España. La mayor parte pertenecen a las grandes compañías energéticas del país como Endesa, Iberdrola, Gas Natural, Unión Fenosa, HC Energía y Enel Viesgo. No obstante, también figuran otras vinculadas a grupos petroleros -como Cepsa, BP, Shell o Galp- y empresas extranjeras, como EDF, Gaz de France y Sonatrach. No obstante, el de las comercializadoras es un mercado abierto en el que empresas dedicadas a otras actividades también pueden participar.



PUNTO DE INFLEXIÓN

Aprobación de una nueva ley



El Pleno del Congreso de los Diputados aprobó el 14 de junio del pasado año una nueva ley, que supone la plena liberalización del mercado gasista español en 2008. La norma traspone al ordenamiento jurídico de nuestro país la Directiva 2003/55 del Parlamento Europeo, que establece la desaparición del sistema de tarifas. Así, a partir del 1 de julio, desaparecerá la regulada por el Ministerio de Industria, a la que están acogidos la mayor parte de los consumidores domésticos. Con su desaparición, sólo existirá el mercado libre.


Dentro de este nuevo modelo, el gas natural pasará a ser suministrado exclusivamente por las empresas comercializadoras. A partir de esa fecha, los consumidores tendrán que contratar el gas con las comercializadoras.



NOVEDADES
Tarifa de último recurso


La nueva normativa advierte de que hay consumidores del mercado regulado que, por no disponer de capacidad de negociación suficiente, deben ser protegidos para evitar que queden sin suministrador. Para ello, la ley ha creado la figura de los 'suministradores de último recurso', que tendrán la obligación de suministrar gas a este colectivo a un precio que no podrá ser superior al fijado por el Ministerio de Industria a través de la 'tarifa de último recurso'. Según reconocieron a este periódico la Comisión Nacional de la Energía (CNE) y la Asociación Española del Gas (Sedigas), las personas que podrán acogerse a esta tarifa serán prácticamente todos los consumidores domésticos.


En este contexto, cabe preguntarse qué cambia realmente. La 'tarifa último recurso' es, en cuanto a precios, el 'techo' establecido por el Gobierno, mientras que, por ley, las ofertas de los comercializadores tienen que ser inferiores a esa tarifa. De este modo, lo que se busca es conseguir que el consumidor se acerque progresivamente a los proveedores. De hecho, hasta 2010, la tarifa se vinculará a un consumo cada vez menor para que el colectivo acogido a ella sea muy reducido.


La tarifa entró en vigor el pasado día 1 y a ella pueden acogerse exclusivamente los consumidores conectados a gasoductos cuya presión sea menor o igual a 4 bar, con independencia de su consumo. Como la 'vieja' tarifa regulada por el Ministerio de Industria seguirá vigente hasta el 1 de julio, ésta se ha igualado a la 'tarifa de último recurso' para evitar distorsiones en el mercado.


A partir del 1 de julio, las condiciones de la 'tarifa de último recurso', cambiarán. Sólo podrán acogerse a ella aquellos consumidores conectados a gasoductos cuya presión sea menor o igual a 4 bar y cuyo consumo anual sea inferior a 3 Gwh.


OPCIONES
¿Qué pasos debo seguir?


Llegados a este punto, ¿qué debe hacer el consumidor doméstico? Entre los meses de setiembre y diciembre del año pasado, las distribuidoras, como HC Energía, remitieron una carta a sus clientes en la que les explicaban que la nueva normativa les obliga a transferir su cartera de clientes a una empresa comercializadora, puesto que, a partir del 1 de julio, ellas serán las encargadas de vender el gas, además de enviar las facturas y gestionar los cobros. Las distribuidoras seguirán a cargo de la lectura de contadores y de los servicios de emergencia de 24 horas.


Los consumidores domésticos tienen dos opciones. La primera, que ya existe desde 2003, es contratar el gas con cualquiera de las comercializadoras disponibles en España y cuyo listado figura en la CNE. La segunda es acogerse a la 'tarifa de último recurso'. En este último caso, las empresas comercializadoras que se encargarán de ofrecerles el gas serán los 'suministradores de último recurso'. El Gobierno ha designado a cinco en la Península y Baleares. Son Naturgas Energía Comercializadora (comercializadora de HC; número de contacto 902 860 860); Endesa Energía (902 535 753); Gas Natural Servicios (900 700 365); Unión Fenosa Comercial (901 380 220) e Iberdrola (901 202 020). En Canarias, operará Endesa Energía. El cambio de suministrador no tendrá ningún coste adicional.


En el caso de que el consumidor no contrate con alguna comercializadora antes del 1 de julio de 2008, el suministro será asumido automáticamente por la empresa comercializadora de último recurso de su zona. Por poner un ejemplo, los clientes de HC Energía serán transferidos a la comercializadora del mismo grupo: Naturgas Energía Comercializadora.


Mientras tanto, las empresas energéticas, con sus propias comercializadoras, son conscientes del 'nicho' de negocio que se abre. De ahí que estén intensificando en los últimos meses sus ofertas para ganar clientes, sobre todo, en territorio 'ajeno'.


A las ofertas de la propia HC, Fenosa y Endesa en Asturias, se sumarán, probablemente, las de Iberdrola. Viesgo iniciará en breve su campaña con vistas también a conquistar el mercado asturiano. Gas Natural -que tiene redes en el Principado y cuya distribuidora cuenta con 57 clientes- dispone también de una comercializadora que atiende, principalmente, a grandes industrias en el Principado. Son alrededor de 70, entre otros clientes.

Fuente: El Comercio Digital

 

 

 

 

 

 

 
 

Aviso legal

dmoz

Este sitio web está compuesto en su totalidad por electrones reciclados