Camilo Varela INSTALACIONES INDUSTRIALES

Presentación | Servicios | Obras realizadas |Normativa | Licitaciones| Actualidad | Contacto | Mapa del sitio

RECOMENDAR ESTE SITIO



 

Actualidad industrial

Veces que se ha mostrado esta noticia

20 - 02 - 2008

 

 

LA XUNTA SUBVENCIONARÁ CONTRATOS A MUJERES EN EL METAL Y LA CONSTRUCCIÓN - Traballo invertirá 190 millones este año contra la discriminación en las empresas

 

Más paro, más contratos temporales y un salario mileurista de media. Así es la vida laboral para las mujeres en Galicia, cuya estabilidad en el trabajo está 17 puntos porcentuales por debajo de la que disfrutan el resto de europeas. La Consellería de Traballo destinará este año 190 millones de euros para intentar que las gallegas equiparen, al menos, sus condiciones profesionales a las de sus convecinos hombres. La Xunta espera que con estas medidas, que incluyen subvenciones a empresas que contraten indefinidamente a determinados grupos de mujeres e inspecciones especiales para luchar contra la discriminación sexista, se alcance la meta de la igualdad en una década.

El plan, presentado ayer bajo el nombre de Aurora, impulsa ayudas de 7.500 euros por cada contrato indefinido que firmen las empresas con desempleadas mayores de 45 años, que no hayan trabajado nunca, que vuelvan al tajo después de una ausencia de al menos dos años, que procedan de una empresa en crisis o que sean madres solteras. Los contratos fijos del resto de trabajadoras mayores de 31 años recibirán 2.000 euros.

Traballo se propone que las gallegas consigan entrar en sectores que a estas alturas aún le son terreno vedado. En Galicia sólo 17 de los casi 3.500 operadores de calderas y máquinas de vapor son mujeres y su presencia también es testimonial (menos del 5%) entre pintores de brocha gorda, fontaneros, albañiles, electricistas, soldadores, reparadores de líneas eléctricas, técnicos en metalurgia y minas y buzos. En ámbitos como el metal o la construcción, un contrato indefinido a una trabajadora le supondrá a la empresa una ayuda de 7.500 euros.

La Inspección de Trabajo inaugurará este año controles especiales contra la precariedad y discriminación de las gallegas. Los funcionarios encargados de velar por el cumplimiento de la legislación laboral en las empresas realizarán 600 inspecciones en centros de trabajo con gran presencia de mujeres para perseguir fraudes en la contratación y discriminación sexista en los salarios.

Una trabajadora gallega cobra al año una media de 12.911 euros, casi 5.000 menos que un varón. Según datos aportados por la Xunta, los bancos y las empresas aseguradoras son las entidades en las que se producen más diferencias salariales entre sexos, y las mujeres cobran, como nómina media, poco más de la mitad que los hombres. La brecha que separa los sueldos entre unas y otros es especialmente ancha también en la industria y el comercio, donde los sueldos femeninos rondan sólo el 65% de los masculinos. Para acabar con situaciones como ésta, la tarea inspectora dará este año "preferencia" a perseguir actitudes sexistas en los salarios, la promoción profesional o la adjudicación de un modelo determinado de contrato. A las compañías que hayan sido sancionadas por casos de acoso sexual y laboral la Inspección de Trabajo les realizará además un seguimiento específico.

Las estadísticas reconocen que las gallegas realizan el 75% de las labores del hogar, una actividad básica y en muchos casos no retribuida que los economistas valoran en 11.360 millones de euros. La Consellería de Traballo admite que las trabajadoras están atrapadas en un círculo vicioso que las condena a ocupar peores puestos y a cargar casi en solitario con las tareas domésticas. Los bajos sueldos y la temporalidad de sus contratos las convierten en candidatas idóneas para asumir en la pareja el cuidado de la casa y de los hijos, y estas labores, a su vez, bloquean su promoción profesional. El departamento de Ricardo Varela pretende romper esta cadena concediendo subvenciones a las empresas que reincorporen a trabajadoras que acaban de ser madres o sustituyan a empleadas que han cogido una excedencia o una reducción de la jornada "por motivos familiares".

Traballo utilizará este año su intervención en negociaciones colectivas para intentar que las pequeñas y medianas empresas introduzcan medidas que equiparen laboralmente a hombres y mujeres. El conselleiro asegura que se "incentivará y estimulará" la igualdad entre sexos en 700 convenios colectivos y se subvencionará a 200 empresas para que implanten los "conceptos integradores de al responsabilidad social empresarial".

La Xunta estima que las 47 medidas que se incluyen en el Plan Aurora beneficiarán a 150.000 mujeres. "Son medidas tremendamente ambiciosas pero sólidas y sustentadas en un riguroso conocimiento de la estructura sociolaboral del país", defiende Varela. En su aplicación se dará preferencia a los puntos más negros del mapa gallego de la discriminación de las mujeres. Las mayores tasas de paro femenino se dan en la comarca de Ferrolterra, en el sur de Ourense y Pontevedra.

Las orensanas son las gallegas que más sufren el desempleo. El ayuntamiento de Monterrei es la zona de Galicia con más paradas, un porcentaje que alcanza el 20%, mientras que otros municipios de Ourense como Vilardevós, Verín, Vilar de Barrio o Padrenda rondan el 18%. Entre las ciudades es Ferrol la que peor integra a sus vecinas en el mercado laboral. El 14% de las ferrolanas están en el paro, el doble que los hombres. En el otro extremo de las estadísticas están Lugo y A Coruña, con un 9% de desempleadas.

 

Medidas contra el sexismo laboral

- Inspección. Seiscientas empresas con elevadas tasas de empleo femenino serán inspeccionadas para perseguir fraudes en la contratación, discriminaciones sexistas en los salarios y desigualdades en la promoción profesional entre trabajadores y trabajadoras

- Ayudas a contratos fijos. Las empresas recibirán 7.500 euros por cada contrato indefinido que le hagan a desempleadas mayores de 45 años, que no hayan trabajado nunca, que hayan dejado el mercado laboral durante al menos dos años, que procedan de una empresa en crisis o que sean madres solteras

- Mujeres en sectores de hombres. Los empresarios del metal, la construcción, el transporte, la madera, la logística o la seguridad recibirán 7.500 euros por cada mujer que contraten de manera indefinida

- Conciliación con la vida personal. Traballo subvencionará a las empresas que den trabajo a mujeres que vuelven al mercado laboral después de ser madres o que contraten a sustitutos de empleadas que cojan una excedencia o una reducción de jornada para cuidar a su familia

- Negociación colectiva. La Xunta intentará introducir medidas de igualdad en 700 convenios. Las medidas del plan beneficiarán a 150.000 de las 463.000 trabajadoras gallegas

 

Fuente: La Voz de Galicia

 

 

 

 

 

 
 

Aviso legal

dmoz

Este sitio web está compuesto en su totalidad por electrones reciclados