Camilo Varela INSTALACIONES INDUSTRIALES

Presentación | Servicios | Obras realizadas |Normativa | Licitaciones| Actualidad | Contacto | Mapa del sitio

RECOMENDAR ESTE SITIO



 

Actualidad industrial

Veces que se ha mostrado esta noticia

27 - 01 - 2008

El astillero Beluga fleta un mercante que navega impulsado por una cometa

Mañana zarpa desde el puerto alemán de Bremerhaven el carguero Beluga SkySales, un buque mercante que, gracias a un proyecto emprendido por dos empresas –SkySales y SkyShip– va a surcar el Atlántico tirado por una cometa-vela que vuela a 300 metros de altitud.

El martes, 29 de enero, es la fecha elegida. Ese día, o sea, mañana, el carguero Beluga Skysales zarpará hacia Venezuela en su viaje inaugural desde el puerto alemán de Bremerhaven donde lleva tiempo preparándose. El proyecto ha sido posible gracias a la colaboración del astillero Beluga, que proporcionó el barco carguero. La nave desvelará (nunca mejor dicho) cuando llegue a alta mar su nueva tecnología: una gran cometa-vela hinchable que puede volar a unos trescientos metros de altitud y que tirará del barco al que está sujeta.

La cometa tiene una superficie de unos 160 metros cuadrados y puede ser controlada mediante un mando a distancia.  Skypower explica que a una altura de veinte, cincuenta metros –lo que mide el mástil de un velero– los vientos vienen con mucha turbulencia, debido al efecto térmico del mar y al efecto físico de las olas. Pues bien, según los promotores de este proyecto, la cometa evitaría esas turbulencias gracias a que vuela a más de doscientos metros de altura, donde los vientos son mucho más constantes.

Skysales calcula que la cometa puede llegar a los 6.000 caballos de potencia. Asimismo, podría ahorrar hasta un 35% del combustible utilizado en los grandes barcos mercantiles, lo cual no es despreciable, según la empresa, si tenemos en cuenta que el sector marítimo es responsable de un 4% de las emisiones de CO2 en el mundo, el doble que la correspondiente al sector aeronáutico.

“Una gran nave carguera puede llegar a quemar hasta cinco millones de dólares de combustible al año”, según Dave Culp, de otra empresa americana, KiteShip (literalmente, BarcoCometa). Esta empresa acaba de realizar una prueba de su versión de esta nueva tecnología sobre un barco de 140 toneladas en la Bahía de San Francisco. La experiencia ha sido “un aprendizaje”, según Culp, que ha explicado que la idea ha funcionado pero necesita aún ser perfeccionada. Ahora, la empresa trabaja para producir una cometa de mil metros cuadrados para probar con un barco de mayor calado.

 

 

 

 

 
 

Aviso legal

dmoz

Este sitio web está compuesto en su totalidad por electrones reciclados