Camilo Varela INSTALACIONES INDUSTRIALES

Presentación | Servicios | Obras realizadas |Normativa | Licitaciones| Actualidad | Contacto | Mapa del sitio

RECOMENDAR ESTE SITIO



 

Actualidad industrial

Veces que se ha mostrado esta noticia

25 - 01 - 2008

Cientos de gallegos le exigen al ministro que siga la tarifa nocturna - Le piden al ministro de Industria que la Administración o las empresas paguen los cambios en su instalación, que pueden costar hasta 500 euros ·· Si no se realizan, la factura puede llegar a incrementarse un 49% ·· Las asociaciones de consumidores, desbordadas por la demanda de información

Galicia se moviliza ante la retirada de la tarifa eléctrica nocturna. En las últimas dos semanas, más de 500 usuarios que tienen contratado el servicio y dejarán de disfrutarlo a partir del 1 de julio, han remitido una protesta formal al Ministerio de Industria, dirigido por Joan Clos. Estas cifras recogen tan sólo las cartas tramitadas a través de la Unión de Consumidores de Galicia (Ucgal), que sospecha que en realidad son más. De hecho, las asociaciones de empresas de climatización también vehiculizan hacia el Gobierno las protestas de sus clientes.

"Sólo en las últimas dos semanas hemos recibido unas 1.200 consultas sobre el tema a través de nuestra página web", señala Miguel López, secretario general de Ucgal. El malestar de los consumidores tiene un doble motivo. La supresión de la tarifa podría encarecer el recibo de la luz hasta un 49%, según denuncian algunas asociaciones. Se puede rebajar esta subida, pero para lograrlo hay que realizar modificaciones en la instalación. Según el número de acumuladores y lo grande que sea la vivienda, ésto podría suponer un desembolso extra de entre 300 y 500 euros.

Malestar

Los consumidores protestan porque fue el propio Gobierno a finales de los años 80 el que promovió la tarifa nocturna. La idea era incrementar el consumo de energía entre las 23.00 horas de la noche y las siete de la mañana, y así evitar la sobrecarga que se producía durante el día. La instalación de los acumuladores tuvo un coste para los usuarios, pero nadie les indicó que su periodo de vida podría ser limitado. Ahora tendrán que volver a pagar si quieren adaptarse a las nuevas tarifas. "En la carta se pide, entre otras cuestiones, al Ministerio de Industria por lo menos los gastos de la instalación los sufraguen las empresas o la Administración", señala Miguel López.

La movilización de los consumidores gallegos dará un paso más el próximo miércoles, 30 de enero. El Consello Galego de Consumidores y Usuarios -que agrupa a las principales asociaciones- llevará a su reunión de esa fecha el tema de la tarifa nocturna. "Propondremos una vía de acción común de protesta", señala López.

LAS CLAVES

La legalidad de la medida, en estudio

Los servicios jurídicos de la Unión de Consumidores estudian si el real decreto que suprime la tarifa nocturna y que fue aprobado por el Gobierno cumple la legalidad. Miguel López explica que si la decisión partiese de una empresa sería más fácil actuar. En caso de encontrar un resquicio legal, irán a la Justicia.

Reunión con el Gobierno

Ante la lentitud de la Justicia y las dificultades, la Unión de Consumidores ha optado por la vía de la presión política. Desde la dirección estatal se ha solicitado una entrevista con algún responsable del Ministerio de Industria para tratar la cuestión. Por el momento se está a la espera de que se la concedan.

Los instaladores, perjudicados

La Asociación Nacional de Empresas de Climatización y Confort, Anecyc, también se muestra contraria a la medida. Desde Galicia, su representante, Marcelino Villaverde, advierte que los consumidores optarán por otro tipo de energía como el gas natural o el gasóleo .

EL DATO

157.000 usuarios

En Galicia 157.000 familias tienen contratada actualmente la tarifa nocturna. En toda España los afectados por la decisión de suprimirla tomada por el Gobierno son al menos 1,2 millones .

Fuente: El Correo Gallego

 

 

 

 

 
 

Aviso legal

dmoz

Este sitio web está compuesto en su totalidad por electrones reciclados