Camilo Varela INSTALACIONES INDUSTRIALES

Presentación | Servicios | Obras realizadas |Normativa | Licitaciones| Actualidad | Contacto | Mapa del sitio

RECOMENDAR ESTE SITIO



 

LA CNE PIDE UN 'CONTRATO TIPO' DE LA LUZ PARA PODER COMPARAR DISTINTAS OFERTAS

La confusión reina en el mercado eléctrico. Las escasas ofertas que realizan las comercializadoras son poco de fiar y difíciles de identificar. La Comisión de la Energía ha pedido a Industria que exija un contrato tipo de aplicación obligatoria para todas las empresas, lo que permitiría contrastar y elegir las ofertas.

 

Advirtiendo lo que se podía avecinar después del 1 de julio de este año, la Comisión Nacional de la Energía (CNE) ha venido pidiendo en distintos informes remitidos al Ministerio de Industria un contrato tipo de suministro eléctrico para que sea aplicado obligatoriamente por los comercializadores en el mercado libre. De esta manera, los consumidores que decidan abandonar la tarifa podrían comparar en un mismo formato qué descuentos y prestaciones complementarias les ofrece cada una de las empresas.

 

El modelo de contrato, que podría ser más de uno en función de la potencia instalada o de otros parámetros, facilitaría al consumidor la tarea de elegir y al regulador energético la de poder hacer comparativas de precios, como hace la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) con las ofertas de móviles, que introduciría de una forma más sencilla en su web.

 

La petición será reiterada por la CNE al Gobierno ante la confusión y el caos que reina en el mercado eléctrico en el primer mes de aplicación de la tarifa de último recurso (TUR) y de la mal llamada liberalización eléctrica. Así lo ha podido comprobar la CNE en su esfuerzo por realizar una comparación en la semana del 7 al 14 de julio.

 

Aunque los técnicos de la comisión lograron averiguar, tal como subrayó el ministro de Industria, Miguel Sebastián, en su comparecencia en el Congreso la semana pasada, que algunas de las ofertas suponían un ahorro de 28 euros anuales respecto a la tarifa eléctrica y de 16 euros, de la del gas, fuentes próximas al regulador reconocen que el resultado del estudio, que se realizó entre comercializadoras con más de un 1% de cuota de mercado, es de poca utilidad.

 

Por un lado, porque no deja de ser confuso, "no hay quien pueda entender las ofertas" y, por otro, porque las ventajas son "ridículas." Además, las ofertas de una semana (la que abarca el estudio) pueden variar la semana siguiente, por lo que no son significativas.

En un mercado tan complicado como el eléctrico, la sencillez es algo fundamental. De hecho, uno de los objetivos que persigue la directiva europea sobre liberalización del mercado eléctrico al mantener una tarifa (llamada de último recurso) no es tanto económico, como de garantizar el suministro y librar a los ciudadanos de tener que buscar un comercializador en un mercado que, de por sí, es un maremágnum.

 

En cualquier caso, según datos aportados por el ministro la semana pasada en el Congreso, un 75% del consumo de energía eléctrica está en el mercado libre. Sin embargo, aunque sólo el 25% restante se mantiene con tarifa, éstos suponen casi 25 millones de puntos de suministro.

 

Devolución de recibos en julio

En el primer mes de aplicación de la tarifa de último recurso (TUR), que entró en vigor el 1 de julio, las eléctricas se han visto obligadas a redoblar sus esfuerzos. Así, las cinco grandes del sector, que son las únicas que pueden suministrar a tarifa a través de comercializadoras de último recurso (CUR) creadas ad hoc, han tenido que traspasar los contratos que los clientes mantenían con las distribuidoras de su grupo, al tiempo que éstas han firmado contratos con la CUR para que ésta use las redes de distribución. Teniendo en cuenta que hay casi 25 millones de clientes a tarifa (los que tienen menos de 10 kW de potencia), las empresas han realizar 50 millones de operaciones en el último mes.

Entre las incidencias detectadas en medio de tanto lío informático, está la devolución de recibos domiciliados. En algunos casos, porque las CUR han remitido los recibos a las cuentas que figuran en los contratos originales (algunos de décadas) a entidades que ya no existen, como el Banco Exterior, o que han sido absorbidas en sucesivas fusiones.

Fuente: CincoDias.com

 

 

 

 

 

 
 

Aviso legal

dmoz

Este sitio web está compuesto en su totalidad por electrones reciclados