Camilo Varela INSTALACIONES INDUSTRIALES

Presentación | Servicios | Obras realizadas |Normativa | Licitaciones| Actualidad | Contacto | Mapa del sitio

RECOMENDAR ESTE SITIO



 

EL GOBIERNO CAMBIA SIN AVISO LAS CONDICIONES DE LA NUEVA TARIFA NOCTURNA

 

Rebaja del 35 al 20,15% la penalización por consumir en horas punta y reduce de 4 a 2 los tramos de potencia

 

La última semana del 2008 no solo sirvió para aprobar los nuevos precios de la electricidad. El Ministerio de Industria aprovechó la modificación para dar un vuelco trascendental a la polémica tarifa de discriminación horaria, que sustituyó a la desaparecida tarifa nocturna.

Los cambios, realizados sin aviso, responden al clamor popular expresado contra la excesiva penalización que se aplicaba al consumo diurno (las denominadas horas punta). Pero también van en contra de lo preconizado por el ministro Miguel Sebastián, que justificó este modelo de discriminación horaria sobre la necesidad de que pagase más quien más consumiera. Desde el pasado 1 de enero esto ya no funciona matemáticamente así.

De un lado, los nuevos precios recogen una penalización por consumir en hora punta del 20,15% sobre la tarifa normal, en lugar del 35% aprobado en el sistema de discriminación horaria y que había sido denunciado como irracional por organizaciones de consumidores y técnicos instaladores. Con la desaparecida tarifa nocturna, la luz utilizada durante el día costaba solo un 3% más.

Y si esta rebaja sorprende, lo hace todavía más la igualación de las tarifas en los distintos tramos de potencia. Porque la clave para los usuarios domésticos a la hora de enfrentarse a la nueva modalidad de discriminación horaria había sido no superar los 5 kilovatios de potencia contratada para entrar en otro tramo de precios que encarecían tanto el término de potencia como el de energía, a abonar en cada recibo.

La mayoría de hogares españoles con tarifa nocturna tenían contratada una potencia de entre 2,5 y 5 kilovatios. Pero la vieja tarifa permitía consumir más potencia de la contratada en las horas valle. La discriminación horaria no. Por eso los usuarios estaban obligados a solicitar más potencia si no querían quedarse sin luz en los momentos de mayor consumo. Desde el 1 de enero la tarifa es exactamente la misma, tanto en su término de potencia como en el de energía, hasta los 10 kilovatios, y solo se encarece algo para los hogares que superan este nivel (menos de un 10%).

Los nuevos precios de Industria penalizan un 3,602% más que antes a los hogares que superen los 500 kilovatios/hora de consumo al mes. Casi un 30% de los hogares españoles se enfrentarán a este recargo.

Subidas de hasta el 14%

Los nuevos precios de la electricidad son más duros para los usuarios con menor consumo. Las mayores subidas afectan a los hogares con menos de 2,5 kilovatios contratados. En el caso de la discriminación horaria, los usuarios padecen alzas máximas del 14,8% en horas valle, mientras que las familias con contratos de entre 2,5 y 5 kilovatios pagarán un 11,9% más en el mismo tramo horario.

Fuente: La Voz de Galicia

 

 

 

 
 

Aviso legal

dmoz

Este sitio web está compuesto en su totalidad por electrones reciclados